Nada más

Pontevedra, enero 2010

—————-

Llámalo estado de los solitarios
en que se lleva a cabo el asombro.
Nada más.

Ingeborg Bachmann

Anuncios

8 comentarios sobre “Nada más”

  1. Qué extraña e inquietante fotografía, Tera, con esa silueta roja… increíble. El texto de Bachmann es también filoso y sorprendente, esa parquedad y rotundidad me traen a la cabeza su fotografía -la que está en el blog de Stalker-, con esos labios delgados y esa mirada fría, casi reptiloide. Qué mujer tan enigmática y tan gélida.

    un abrazo

    1. Gracias por tus impresiones, Rubén, como siempre, me devuelven una imagen.

      A mí me gusta Ingeborg Bachmann, precisamente porque no se resuelve a sí misma, no es sentimental, su imaginación es fuerte, es sólida (o lo es para mí). Me pone en su lugar, aunque ese lugar sea inquietante. Yo quiero que lo sea.

    1. Encontré una edición de “El tiempo postergado” de Ingeborg, en la que estaban estos versos, la misma tarde que hice la fotografía, de modo que la conjunción se hizo sola y por fortuna, como todas las conjunciones…

      Un beso grande, Stalker!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s