Your flesh that I wear

Ayer en el coche puse esta canción veinte veces.

Anuncios

5 comentarios en “Your flesh that I wear”

  1. Te acabo de hacer dos recomendaciones en una en el blog. Pero también podrías dejarlos de lado y dedicarte a escuchar solo a Leonard Cohen y a Bob Dylan. Te daría para varios años de felicidad musical.

  2. Hace años, tuve una época oscura. Tenía vértigo y miedo, y sólo podía escuchar a Leonard Cohen (Bob Dylan no, nunca me aportó ese temblor). Esta canción y otras, como “Dressrehearsal rag”, me ayudaron a atravesar el sol negro. Escuchar “Avalanche” cientos de veces me impidió entrar en la avalancha. Desde entonces comprendo cómo funcionan los antídotos, y cómo el veneno puede transmutarse. Hace falta un mediador: un gran regazo. Una mano tendida y una fisura que te muestre el dolor a quemavida (o a contra-vida). Desde esa extraña ternura y la conciencia compasiva. Qué pocos saben de eso, y qué delicado, en ellos, su cuidar al otro.

    abrazos

    Subí este vídeo hace tiempo, y algún día volveré a subirlo otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s