Chéjov

Chéjov en Melikhovo

——

“Los pequeños, Kolka, Vanka y Arjipka, chatos, sucios, de caras mofletudas y cabellos hirsutos, sin cortar desde hacía mucho tiempo, movían impacientes las sillas; los mayores, en cambio, permanecían inmóviles en sus asientos, y para ellos, al parecer, daba lo mismo comer que esperar…”

Anton Chéjov

(tr. Ricardo San Vicente)

Anuncios

La forma especular



Procesión del Carmen
(Playa América, julio 2006)

———–

“Los carmina, los versos, fueron elemento del rito; la palabra carmen ha sido considerada, en ese sentido, idéntica al sánscrito karma, con el significado específico de acción ritual.

[…]

Según el Yetsira o libro de la formación, donde las letras son a la vez el origen del lenguaje y del ser, todo lenguaje nace de un nombre, y ese nombre se manifiesta en él, paradójicamente, por sublatencia y ocultación.

[…]

¿No sería, o es, el poema una forma especular de sacrificio, una reproducción del proceso o del ciclo cósmico que se constituye por el paso de lo uno a lo múltiple y el retorno de lo múltiple a la sola unidad?”

“Sobre el nombre escondido”, en La experiencia abisal, José Ángel Valente

Lo llamaron GILDA

Gilda (Charles Vidor, 1946)

————

“Os mitos non morren. A alma é un inespacial xerador de imaxes. Un fabuloso creador tan insondable como o universo que albiscamos na noite estelar. Tal manancial creador inspira fielmente a imaxinación se a conexión é cabal. A este momento estelar chámolle eu “inspiración”, distinto do traballo mecánico profesional por moi perfecto que este sexa. Este momento estelar estremece e asombra o ánimo. Asombra como un milagre e regresa a súa orixe inconsciente, onde permanece para sempre. Así se nos revela a luz na escuridade dos soños e entramos na órbita do Sol. Na súa traxectoria mesmo divina. Talvez cae diante dos nosos ollos abraiados unha estrela cegadora. A este fulgor de felicidade chamaron GILDA. (…)”

“Gilda, de Charles Vidor”, por Luz Pozo Garza, en: “Cinemas”. Unión Libre. Cadernos de vida e culturas, Núm. 12, 2007.