La misma historia


“La fotografía me permite contar de manera cada vez distinta la misma historia. La de mi vida y la que me une a la humanidad.”

Jeanne Chevalier

Anuncios

10 comentarios sobre “La misma historia”

  1. Parece ser que en latín “fotografía” se diría: “imago lucis opera expressa”; es decir: imagen revelada, “salida”, “elevada”, “exprimida” (como el zumo de un limón) por la acción de la luz. Y si la fotografía perteneciese a un mundo que fuese todavía algo sensible al mito, no podríamos dejar de exultar ante la riqueza del símbolo: el cuerpo amado es inmortalizado por mediación de un metal precioso, la plata (monumento y lujo); a lo cual habría que añadir la idea de que este metal, como todos los metales de la Alquimia, es viviente.

    Roland Barthes, “La cámara lúcida” (trad. Joaquim Sala-Sanahuja)

  2. Tera, ¿conoces las fotografías de Jacques Henri Lartigue?

    el año pasado fui a una exposición suya bastante completa y me encantó… la forma en la que las figuras que retrata se suspenden en el aire, se inmovilizan en medio del salto (una inmovilidad atravesada por un perpetuo movimiento interior), ese equilibro entre la gravedad y la gracia, representan una forma muy sutil de “imago lucis opera expressa”…

    un gran fotógrafo del movimiento y de la felicidad, de la felicidad de la que es signo visible el movimiento: vertiginosa alegría física que traduce la ley del deseo en la ingravidez que ya anticipa la caída, la ternura del cuerpo al ser acogido por la hierba, el agua, la tierra…

    más que fotógrafo: coreógrafo de pequeños movimientos interiores; sismógrafo del temblor tectónico donde nace el “alma” o el haz de sensaciones donde brotamos incesantes, espontáneos, abisales…

    http://www.google.es/search?q=jacques+henri+lartigue&hl=es&prmd=imvnso&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=AAAAUPTaKKKI0AXUwOCrBw&sqi=2&ved=0CGcQsAQ&biw=1536&bih=764

    ah, no te pierdas el épico doble kazoo de Paolo dos entradas más abajo! 😉

  3. Tera,

    gracias por traer a Ingrid desde la ardiente ascensión a Stromboli hasta el abrazo en la nieve!

    estaba leyendo unos poemas de Nicole Brossard que me han recordado todo esto, el movimiento, la felicidad del cuerpo que cae, Ingrid Bergman…

    decimos la dicha, es que mi cuerpo
    sin recurrir a la ingravidez
    reúne
    las sílabas suaves de un vasto verano
    se dobla bien al caminar
    o si despliega sus colores universales
    verbo en mente, se mueve apenas
    en el aroma espacioso del azar

    ***

    la existencia tiene movimiento
    el rostro perfectamente útil
    y cada vez más
    en todos los huecos unánimes
    la naturaleza del deseo se obstina
    delira con mucho eco
    equivale a decir todo
    a pensar mucho en la piel de los gestos
    un sí al infinito que va a su energía

    ***

    la realidad es un pequeña tiza
    que traza sin trazar
    la vida, descifrarla
    en el azul la sombra de los relatos
    la realidad existe siempre
    en otra parte
    en el fervor del cuerpo la lengua subraya
    el apetito de vivir en el centro
    la realidad la comparo para describir
    el trayecto solapado, la exuberancia
    de la ficción en una vida

    ***

    todas las mañanas me intereso en la vida
    grandes desvíos y pruebas
    en el corazón de la lengua lienzos de siglo
    sedas, iconos, con frecuencia manuscritos
    el cuerpo impar de las mujeres
    los grandes seísmos
    desde lejos se ve
    me instalo en mi cuerpo
    de modo que me pueda mover
    cuando una mujer me haga una señal

    ***

    lengua fricativa
    cercana, la vida quiere
    amplifica
    los segundos finos
    el sonido hilado del deseo
    tu hombro roza
    un techo
    ———————-el corazón es vasto
    mediodía, ontología

    ***

    la vida pasa a través de todo, pero yo nombro
    la velocidad, los bellos albergues bajo la lengua
    el pensamiento que retoca el deseo
    entre los párpados
    largas páginas sagaces al extremo y carnales
    nombro al deletrear cada vértebra
    vertical entre las raíces y la lluvia
    el instinto río arriba, heat

    Nicole Brossard (tr. Mónica Mansour)

  4. Tera!

    te acordaste de los grillos que cantan despacito en los libros, cuando el tiempo es noche y lentitud y verano… 😀

    La casa en silencio, el mundo en calma.
    El lector se hizo libro; y la noche de verano

    era como la conciencia del libro.
    La casa en silencio, el mundo en calma.

    Palabras se pronunciaban como si no hubiese libro,
    pero sobre la página se inclinaba el lector,

    quería inclinarse, aún ansiaba ser
    el sabio para quien su libro es la verdad, para quien

    la noche de verano es pensamiento perfecto.
    La casa estaba en silencio porque así había de ser.

    El silencio era parte del sentido, parte de la mente:
    el acceso a la perfección de la página.

    Y el mundo estaba en calma. La verdad en un mundo en calma,
    en que no hay otro sentido, él mismo

    es calma, él mismo es verano y es noche, él mismo
    es el lector que se inclina tarde y lee.

    Wallace Stevens (tr. Stalker)

    abrazo-grillo!

    1. Claro, me acordé! 😀

      Muchísimas gracias por el poema precioso del lector! Me encanta! Pienso en él mientras leo sin calma los periódicos de esta mañana…

  5. definitivamente, Youtube es la caja de Pandora…

    ¿recuerdas aquel grillo que mencionaste aquí, el que vivía debajo de una bañera y que nunca llegaste a ver?

    aquí lo tienes… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s