My Calder Thing

Reparto:

dos palitos

la hierba

la brisa

una especie de grillo

gente de la calle

Fecha de grabación:

17.07.2012

Localización:

la bella madrid

Anuncios

15 comentarios sobre “My Calder Thing”

    1. Gracias por tu comentario, Rosso!

      La forma de caerse del palito me hizo mucha gracia.

      Lo que me habría gustado es haber tenido pinturas a mano.

      Los equilibrios infinitos de Calder y sus colores llenan de felicidad el espacio!

      Besos!

  1. Creo que la locura es perfección. Es como avizorar. Ver es la pura locura del cuerpo. Letargo. La sensibilidad trémula que hace a lo que está en torno más sensible y lo hace también más visible, como un pequeño susto, e impalpable. A veces se produce un desequilibrio equilibrado, como un columpio que ora está arriba, ora abajo. Y el desequilibrio del columpio es exactamente su equilibrio.

    Clarice Lispector (tr. Mario Merlino)

    el palito tiene su alegría y su plenitud, tiene su secreto éxtasis en su equilibrio y caída… ¿no parece que está vivo?

    es un derviche giróvago: dos vueltas antes de caer!

    y todo acontece en la visión, llave de la sensibilidad, pura locura del cuerpo, temblor que abre la crisálida, lo dormido en el mundo…

    todo es posible si se da la conjunción de un grillo (o similar) y una mirada de aprendiz de maga 😀

    la próxima vez, auguro una levitación 😉

    1. pura locura del cuerpo! sí! a mí también me parecía que estaba vivo, por eso me dio ganas de grabarlo como si fuera un animalito y a ver qué hacía… ahora me encanta verlo como un derviche giróvago!

      si la próxima vez el palito en vez de caer levita, el susto no sería pequeño… 😀

      ¿sabes que en Canarias a los campesinos se les llama ‘magos’?

      http://www.guanches.org/enciclopedia/index.php?title=Mago

      1. Tera,

        no sabía que se les llamara “magos”, y me encanta! Me gusta mucho cuando las palabras se deslizan de su campo semántico habitual y caen (como el palito) en otra tierra fecunda…

        como cuando supe que antiguamente ciertos curanderos recibían el nombre de “rumores” porque se dedicaban a escuchar el canto de un río -su íntimo rumor- desde la fuente hasta el mar… aprendían la música de la corriente -su flujo, su ritmo ancestral- y la tarareaban al oído de los enfermos de depresión, que así sanaban de su mal: el canto líquido, la cadencia mineral del agua era un antídoto a la sequía interior, el yermo del alma…

        el lenguaje es un infinito cofre de tesoros que podemos abrir con dedos zahoríes… es telúrico y vibrante y muy vivo…

      2. Memorizar la música del río y cantarla al oído de los enfermos… ¡qué hermoso antídoto!

        Esta mañana me desperté releyendo a Rumi, que es un poeta rumoroso:

        Sólo la dulce brisa
        conoce el secreto de la unión.
        Escucha cuando susurra
        a cada corazón una canción.
        Así.

  2. Tera:

    me ha apetecido inventar correspondencias al equilibrio del palito y su salto 🙂

    si un palito cae, en otra parte del mundo:

    se derrama un tintero y eso alumbra un acto de conciencia, hace latir un corazón

    el ala de alondra roza el sombrero de ala ancha de la muchacha ensimismada en un parque de Londres

    la belleza se amansa en el oro del trigo

    el verde se pronuncia lentamente, en una lengua que los antropólogos creían extinguida

    un poeta moldavo encuentra la perfecta objetividad y enmudece

    en una constelación remota, dos estrellas intercambian un único átomo de amor

    dos desconocidos se miran y esa mirada es cosquilla

    un cervatillo escapa al ojo de un cazador embriagado que cambiará la escopeta por el pincel

    la tarta de chocolate llama a los niños desde el horno de leña (esto ocurre bajo cielos australes)

    un río está quieto y fluye un puente

    las cosas nos miran de azul

    una niña escribe con tiza el deseo y la vida futura

    alguien contiene la respiración y le brota una fruta, una pregunta salvaje, una luz en el pecho

    un stalker busca hojas frescas para apartar babosas en Roncesvalles

    Chet Baker canta “almost you, almost me, almost blue” en un tocadiscos que los abuelos creían estropeado y que ahora, de improviso, suena como agua viva

    hay un encuentro misterioso entre dos polillas en un desván cerca del mar del Norte; ese encuentro generará una larga cadena de consecuencias que provocarán el nacimiento de la mayor poeta del siglo XXI el 12 de agosto de 2024 en Kazajistán

    alguien tropieza en un bosque de hayas y al caer descubre que los tréboles también sonríen

    en lo recóndito de las selvas de Tailandia, el entomólogo australiano piensa en Empédocles y en sus sandalias

    nace el animal ser de la calma, desde la ternura, desde lo impredecible nace

    un corazón brinca y es pequeño

    😀

    1. me encanta!! qué alegría!! tantas cosas felices entrelazadas!! todo, todo… una preciosa serpentina… mil gracias!!

      yo creo que el palito nació al calor de una babosa de Roncesvalles.

      correspondencias, correspondencias…

    2. Mira, Stalker! Estaba leyendo esto y también me parece una correspondencia y una continuidad preciosa. Es Valente hablando de su amistad con Alberto Jiménez Fraud, el que fue director de la Residencia de Estudiantes de Madrid en sus inicios:

      “Estuvo su secreto en la palabra, pero no sólo en la palabra dicha, sino – con arte más sutil y escondido – en la palabra oída. Pues tuvo su palabra la virtud creadora de dar cauce a la nuestra, suscitarla o hacerla nacer, de reducirse de pronto a un activo silencio, a un vivo oír, grávidos de atención y confianza. Y así en el diálogo nos ayudaba a ser, como si el solo fin de su palabra fuese encontrar la nuestra para hacernos capaces de nuestro propio alumbramiento. Nos hizo, pues, más libres. Y ésa ha sido sin duda la más clara señal de su hondo magisterio”.

      He soñado con la tarta de chocolate llamándome desde el horno de leña bajo cielos australes! 😀

      Ah! Y hace una semana soñé que un amigo me regalaba un ramo de tréboles!

      Sonreían!

  3. Tera! Conocía el texto de Valente sobre el magisterio de la palabra hablada de Alberto Jiménez Fraud! Correspondencia y continuidad!

    creo mucho en la palabra oral, en su virtud para el alumbramiento, en cómo se desliza hacia el canto y el cuento, en sus ancestrales capacidades terapéuticas, en los ritmos que sanan y nacen de la voz, en la atención que se resuelve en mantra, salmodia, incantación…

    materia sensible: materia madre: voz

    el poema sería un ritmo curativo, una de las formas que tiene la lengua de entrar en combustión y re-flexionarse sobre sí misma, ofrecerse como espejo y escucha, don de hondura íntima que brota como gozo incesante y acoge el ritmo del otro, su alegría, su calma, su serenidad, su temblor…

    y así, este poema podría dialogar con el de Rumi que has traído más arriba…

    EL QUE COME NOCHE

    Hombre tu boca
    canta
    bebes estrellas hombre
    te devoras la noche
    mientras cantas
    desdeñado el cielo de dios de la sonrisa.
    Bebes
    tu boca canta
    en la más pura ley número blanco
    hondo número blanco y entregado
    a la mano de piedra
    a la mano del resplandor inerte
    a la del canto y cantas
    y he aquí que la vida
    he aquí que la muerte
    su tijera cansada.
    Oh nume número número blanco y piedra
    tigre florido almendra
    de amargura.
    Qué canta así qué busca
    qué busca así qué salta
    de la boca del verde controlado
    de la boca de ver de la del verde
    de la de verde canto y paz y piedra blanca
    qué busca así qué canta
    qué canta así qué acento.
    Oh nume número número blanco y piedra
    tarea sin grandeza
    amarga obra escuela
    de silencio.

    Idea Vilariño

    ah, antes he cometido un pequeño error: la mejor poeta del siglo XXI, Aizhan Mazhilis, nacerá el 12 de agosto de 2027 en Kazajistán, cerca de la “Estepa del Hambre”… ¡estoy loco por entrevistarla y encontrar su silencio y su hondo magisterio! 😉

    y ahora te imagino comiendo a dos carrillos la tarta de chocolate, bajo la brisa de cielos australes, mientras suenan grillos ebrios y muy cerca un gato de patitas mullidas ronronea y te pide un pedacito! 😀

    1. “el poema sería un ritmo curativo, una de las formas que tiene la lengua de entrar en combustión y re-flexionarse sobre sí misma, ofrecerse como espejo y escucha, don de hondura íntima que brota como gozo incesante y acoge el ritmo del otro, su alegría, su calma, su serenidad, su temblor…”

      gracias por la reflexión-combustión!! nube de aliento en el espejo…

      en el poema de Idea me encanta cómo frena y luego se desboca el ritmo del poema

      “Oh nume número número blanco y piedra
      tigre florido almendra”

      “de la boca del verde controlado
      de la boca de ver de la del verde
      de la de verde canto y paz y piedra blanca”

      estoy dese deseando deseando escuchar a la poeta del futuro!

      pedacitos y pedacitos de tarta le daría al gato!

  4. el ritmo y la suave arritmia creativa de Idea son fascinantes! 🙂

    sobre la voz y el ritmo ha escrito mucho Chantal Maillard; con el tiempo he ido anotando esas reflexiones y combustiones con deleite amanuense…

    todo un herbario de ritmos! :

    La lengua es en la infancia, antes que sentido, música. Es el sonido que nos acuna, nuestro líquido amniótico, en los albores. Con ella, con la lengua madre, heredamos las formas pero, sobre todo, heredamos un ritmo. Ese ritmo es una respiración y marcará nuestros primeros gestos, su tempo, la longitud del impulso que el movimiento reclama, su pulso.

    ***

    A cada nivel de profundidad le corresponde un ritmo propio. La poesía, ese instrumento que roza la atemporalidad, permite mediante el ritmo la penetración de los lugares prohibidos. El ritmo actúa a modo de llave secreta, a modo de encantamiento. Y si todo método, como afirma Novalis, es ritmo, ¿cómo no pensar en la poesía a la hora de pretender hallar el método por excelencia? El mundo es rítmico; cada individuo tiene su ritmo; aquel que pudiera armonizar su palabra con el ritmo polimétrico del mundo, ¿acaso no lograría captar el mundo, “verlo”? ¿No sería ésta acaso la función del logos?

    ***

    Dicen que el universo es ritmo. Toda vibración lo es. Y el universo es vibración. La que producen los pies de Siva sobre la tierra polvorienta. Tala. Tandava. Siva danza y levanta el polvo con sus pies. Siva danza rodeado de fuego. Su fuego: su ardor, su deseo. El universo nace del deseo. La voluntad de Siva: vibración: spanda. Su ritmo es el pulso del universo.

    Dicen que un ejército marchando a paso ritmado puede hacer volar un puente.
    Vibración amplificada. El ritmo hace estallar los puentes, las venas, la razón…

    También hace que un niño se duerma.
    Musitado, el ritmo acuna. Recuerdo del corazón amniótico.
    El tic-tac de un reloj hace que el corazón del insomne se acompase y advenga el sueño.
    Ritmo. Pulso universal. Vaivén. Marcación cerrada, segura entre dos puntos. Pendular.
    El universo como péndulo. Segmento de un círculo. Perfección, el círculo, según los griegos. Fragmento de perfección. El círculo: punto ensanchado. Germen dado a ver. Bindu: punto germen.

    ***

    Ritmo. En cualquier tipo de vida, existe un ritmo que hay que amar. Por artificial que sea, toda vida está ligada a la rotación diurna del cielo y a las estaciones, y sin eso se extinguiría. Mediante ese ritmo quedamos ligados al sol y a las estrellas. Sentirlas a través de ese ritmo como si fuera el bastón de un ciego.

    ***

    Mi cuerpo es puro trayecto. Tiemblo. Vibro. Mi temblor es mi ritmo. El pensar es rítmico. La palabra se desliza. Argumenta: construye. Un mundo se ordena. Yo no hago. La palabra se ordena en mí, se ordena en mis labios, construye.

    ***

    Un ritmo es suficiente para in-formar el alma aun cuando la palabra alma ha perdido el sentido. Si la vibración producida por el paso rítmico de un ejército puede hacer saltar un puente, también puede crearlos. Un ritmo, estoy segura, es suficiente para salvar el mundo.

    ***

    Hablo: me doy. Yo: palabra. Yo en la palabra. Ellos en su escucha. Les recibo en el pecho, en mis poros, en mi rostro. Les recibo. La sala es pura vibración. Yo reparto. Reparto lo que me dan. Me dan lo que reparto. Comunico. Mi cuerpo es puro trayecto. Tiemblo. Vibro. Mi temblor es mi ritmo. El pensar es rítmico.

    Porque es la carne la que vibra, y es carne el espíritu, tensión erótica, abrazo y gozo. No adornemos con yeso el lugar de la resurrección. Indaguemos en la voz, en el ritmo; ello nos indicará la manera de decir adecuada a los tiempos.

    ***

    En el vibrar se sitúa el poeta. En el vibrar con las cosas que, más que ser, están-siendo. Vibrando las prolonga el poeta en la palabra que las dice, que las dice-siendo. En la resonancia de la palabra poética que asimila el ritmo de lo que sucede. Así transmite la impresión el poeta, tal cual se da, para que pueda ser reconocida, en el ritmo. Porque el ritmo no es el compás, sino la forma de ser de las cosas en su aparecer.

    ***

    Pero, ¿habremos de seguir llamando cosas a las “cosas”? ¿No será mejor hablar de acontecer, de ritmos, de in-tensidad sonora? ¿No será precisamente debido a eso, debido a la costumbre de fragmentar, de cosificar, y a la forma en que la gramática de las lenguas indoeuropeas asegura una determinada articulación del mundo (a su imagen y semejanza) que no seamos capaces de soportar el hálito que surge de entre las desgarraduras del tejido?

    ***

    Trazar en lo sólido para poder trazar más arriba. Literatura, no: la literatura embadurna, confunde. Añade (probablemente a eso aludía Platón. Tal vez.). Pero sí el ritmo. Porque el ritmo permite el paso. Hace vibrar el límite y se hace porosa la membrana. A veces la adelgaza, al estirarse. –No veo lo que digo; no hay visión para lo que escribo. Lo que veo se va trazando a medida que lo escribo. Hago profesión de escritura –para sobrevivir.

    ***
    A menudo es más interesante atender a la forma del texto que a su contenido; el ritmo de un escrito, su respiración dice el contenido del mismo mejor que lo que cuenta. Ocurre algo parecido con el habla: es generalmente más interesante atender a la actitud que genera el discurso en el hablante que a los contenidos del mismo, porque los contenidos tienen, muy a menudo, poco que ver con lo que realmente se quiere decir. Eso, cuando se tiene algo que decir, claro.

    La forma no es el formalismo, tampoco es un añadido, un recubrimiento o un artificio decorativo; por “forma” entiendo aquí el modo, esto es, el ritmo, la secuencia vibratoria. En ese sentido, la forma es el contenido. Atendiendo a la forma podemos conocer el contenido más allá del mismo o, incluso, en contra o a pesar del mismo. El cómo dice el qué, lo comunica. ¿Qué comunicaremos en el modo académico? ¿Qué habrá de comunicarnos el ritmo plano, monocorde de las “proposiciones con sentido”? ¿Alguna vez con-sentidas?

    1. ¡Muchas gracias por los fragmentos atesorados, Stalker!

      Al final la poesía se escapa de todo: de las proposiciones, los contenidos, los sentidos, los compases…

      Se escapa de todo… va a donde viene.

  5. Tera! pensando en la canción del grillo de la entrada anterior, me dio por buscar onomatopeyas de animales (algo fascinante, ya que varían mucho de una lengua a otra) y encontré que los grillos británicos hacen “chirp chirp” y los japoneses “kirei kirei”, que significa “bello, bello”, con lo cual queda claro lo que ya sabíamos: que los grillos hilan la cálida belleza del verano… 🙂

    en general las onomatopeyas japonesas de animales son muy tiernas!

    Perro: Wan Wan

    Gato: Nyan Nyan

    Sapo: Kero Kero

    Cuervo: Kaa Kaa

    Vaca: Moo Moo

    Mono: Hihi Hihi

    Gallo: Kokke-kokko

    Ratón: KIi KIi

    Mosquito: Bun bun

    Cerdo: Buu Buu

    Oveja: Mee Mee

    Elefante: Pauun Pauun

    León: Gaoo Gaoo

    Mono: Ukki Ukki

    y en otras coordenadas, me hace mucha gracia que los patos brasileños no hagan “cuac cuac” sino “cuen cuen”:

    otra de las favoritas de Mordisquitos 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s