La quimera del oro

Belvedere 

Todo lo que sabemos del oro

es que podemos darnos

onzas de chocolate y serpientes de Klimt

también sin oro.

Anuncios

20 comentarios en “La quimera del oro”

  1. ¿Sabías
    en tus adentros
    que los poemas no bastan?

    ¿Para qué esculpir
    la palabra,
    carentes?

    ¿Se espera oír
    diciendo?

    ¿Qué se busca
    excavando con ella
    en tierra endurecida?

    ¿Quién puede hablar
    sin saberse
    milagro?

    Rafael Cadenas

    ***

    Compañeros tristes a quienes apenas se oye murmurar, id con la lámpara extinta y restituid las joyas. Un misterio nuevo canta en vuestros huesos.

    Cultivad vuestra legítima singularidad.

    René Char

  2. “Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar en que se forma el silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa.”

    Alejandra Pizarnik

    “El milagro estético es la existencia del mundo. Que exista lo que existe.
    ¿Es la esencia del modo de contemplación artístico contemplar el mundo con ojo feliz?
    Seria es la vida, alegre el arte.”

    Ludwig Wittgenstein

    “La poesía es la cosquilla (el goce) del lenguaje.”

    Joaquín Maldonado

    😀

    1. “Y un caballo suelto de una fuerza libre. Guardo su casco con amoroso fetichismo.”

      “De mí en el mundo te quiero contar la fuerza que me guía y que me da el propio mundo.”

      Clarice Lispector

      1. Sí, es de “Agua viva”! Lo estoy leyendo! Me está gustando! Me parece muy riquiña Clarice Lispector desentrañando el It 😀

  3. “Nuestra gloria”: su lugar de asentamiento sigue estando en lo incógnito de todo instante vivido. Éste es el legado del sueño desiderativo más radical y que, por ello mismo, es el más central de todos: el sueño del intenso centro de todo. Lo que se trataba de determinar e identificar en paradigmas y modelos, en el contenido profundo del pacto de Fausto, es decir, en el problema real de Fausto, y también en los contenidos tan directos como semi-manifiestos de la música: toda esta clase de producción polifónica de nuestro yo tiene su último testimonio en la unión buscada religiosamente, en la unión de instante y eternidad. No el tiempo, sino el instante, como aquel punto en el tiempo que no pertenece al tiempo, comunica con esa eternidad en la que la alegría perfecta tiene sólo su medida.”

    Ernst Bloch, “El principio esperanza”

    REGALO

    Qué día tan feliz.
    Se disipó la niebla temprano, yo trabajaba en el jardín.
    Los colibríes se detenían sobre las madreselvas.
    No había nada en la tierra que deseara tener.
    No conocía a nadie que valiera la pena envidiar.
    Olvidé todo el mal acontecido.
    No me avergonzaba pensar que era el que ahora soy.
    En el cuerpo no sentía ningún dolor.
    Al incorporarme, vi el mar azul y unas velas.

    Czesław Miłosz (trad. Xavier Farré)

    “Oyes pronunciar un nombre, el nombre de una niña, un nombre cualquiera de una niña a la que nunca has visto, y de repente el mundo es hermoso, y está lleno, y brilla, y ha sido el nombre, sí, el nombre ha despertado algo en ti, y te das cuenta de que cualquier cosa puede iluminarlo todo, unas gotas de agua que caen de un tercer piso, salpicándote, o el olor del cloro en el agua, o una hormiga en la hierba. Pero ha sido el nombre, dos sílabas que han resonado de una forma extraña tan dentro de ti que todo, en ese instante, ha cobrado una intensidad inusual. Y quisiste vivir sin razón alguna, porque sí.”

    Chantal Maillard

    “El ahora es la intensidad que ilumina la trama de la existencia. La escritura agudiza la atención, nos hace entrar en el seísmo de la propia vida inagotable. Ahora: poema. Ahora: la fuerza que nos guía”

    Aizhan Mazhilis, “Tratados de estética y mística felina”

    1. TEU NOME

      Eu só escribo
      por escribir teu nome.

      JULES VERNE

      Grazas por todas
      as viaxes extraordinarias
      de Verne e de Venus.

      NADA

      Nada
      non está
      en ti.

      Claudio Rodríguez Fer

  4. Liebe Tera !

    Sie schickten mich erneut
    auf eine wundersame Reise
    wo Borges die Chimäre mir erklärt
    Rabelais sich lustig drüber macht
    der weise Bloch die Zeit anhält
    von Ewigkeit im Augenblick.
    Und doch ist’s nur ein einziger Kuss
    – die Liebe selbst
    der uns am Leben hält.
    fahw

    1. Vielen Dank, fahw! Eine wundersame goldene Reise vom Gedicht nach ewig Lustigkeit! Ich mag es sehr, sehr! Nur habe ich einen Zweifel:

      Bedeutet “die Liebe selbst” “love itself”?

      1. Was es ist
        (Erich Fried)

        Es ist Unsinn
        sagt die Vernunft
        Es ist was es ist
        sagt die Liebe

        Es ist Unglück
        sagt die Berechnung
        Es ist nichts als Schmerz
        sagt die Angst
        Es ist aussichtslos
        sagt die Einsicht
        Es ist was es ist
        sagt die Liebe

        Es ist lächerlich
        sagt der Stolz
        Es ist leichtsinnig
        sagt die Vorsicht
        Es ist unmöglich
        sagt die Erfahrung
        Es ist was es ist
        sagt die Liebe

        Lo que es
        (Erich Fried)

        Es una tontería
        Dice la razón
        Es lo que es
        Dice el amor

        Es una desgracia
        Dice el cálculo
        No es nada sino dolor
        Dice el temor
        No tiene perspectivas
        Dice el entendimiento
        Es lo que es
        Dice el amor

        Es ridículo
        Dice el orgullo
        Es insensato
        Dice la precaución
        Es imposible
        Dice la experiencia
        Es lo que es
        Dice el amor

        (tr. Lulu)

  5. as viaxes extraordinarias de Verne e de Venus… fantástico! 😀

    Clarice es riquiña, sí! La amo con desmesura, incesantemente…

    ¿sabes? me gusta imaginar que los poetas y autores se responden unos a otros… en mi primer comentario, imaginé que René Char respondía a las preguntas de Rafael Cadenas… estos diálogos imaginarios producen asociaciones imprevisibles y mágicas…

    alguna vez he pensado en un libro de citas hiladas en una conversación interminable, fecunda, sísmica, entre todos los autores reales y soñados (como Aizhan Mazhilis y otros poetas del futuro)… “Diálogos en el sueño” podría ser un buen título!

    un pequeño ejemplo más, siguiendo la respiración de esta entrada:

    “El señor tigre siente un toque de trompeta en todo su ser cuando percibe su presa, es un deporte, una caza, una aventura, una escalada, un destino, una liberación, un fuego, una luz.
    Acuciado por el hambre, salta.
    ¿Quién se atreve a comparar sus segundos con éstos?
    ¿Quién en toda su vida ha tenido aunque sea diez segundos tigres?”

    Henri Michaux (tr Julia Escobar)

    Responde Chantal Maillard:

    “Si fuésemos capaces de mirarnos como mira un animal tal vez fuésemos capaces de com-pasión, ésa que acompaña al amor. Porque el juicio es incapaz de dar cuenta del amor. Y ¿qué es eso? “Amor” es la palabra que empleamos para decir la ininterrupción de la corriente de energía que hace ser. Amor es la palabra que convierte un continuo en concepto para la mente, de la misma manera en que la teoría musical india entiende que la nota es el signo mental del intervalo que es el sonido mismo. Un signo es un repliegue, una re-flexión de la conciencia; el concepto da cuenta de lo que ocurre y lo establece, previniendo. El concepto previene las modificaciones. Por lo mismo, el concepto se convierte, apenas formulado, en obstáculo para la vida en el mundo primero -el de los sucesos- del que pretende dar cuenta. Es fácil, entonces, que optemos por mudarnos al mundo segundo, donde la comodidad de los conceptos apacigua la mente por medio de la repetición, la alivia un poco de tanta decisión, de tanta necesaria libertad. Sentir, vivir sintiendo es aparentemente más fatigoso, requiere una atención constante, un estado de alerta, un estar abierto sobre la cuerda tensa. Contemplar no es pasivo, es una apertura, un tensor que apunta hacia dentro y hacia fuera al mismo tiempo, trazando puentes, recuperándolos, un estar en el borde siempre, en el filo que nos separa de nosotros mismos estando, sin embargo, en nuestro propio centro.

    Si fuésemos capaces de mirar como mira un animal sabríamos mirar desde el centro en el mismo filo de la individualidad. El amor dice la ininterrupción del flujo, y es éste el estado natural; es amando como salta el tigre sobre su presa, como la ballena o el lince se suicidan o el oso husmea en el viento.

    Si fuésemos capaces de mirar como mira un animal o como mira la tierra tal vez seríamos capaces de amarnos. De amarnos antes de la palabra amor, antes de que cualquier palabra asentara los “sentimientos” troceando el continuo, haciendo de la vida fragmentos, similitudes, repeticiones.”

    Chantal Maillard, “El árbol de la vida”

    1. “El amor dice la ininterrupción del flujo, y es éste el estado natural.”

      LA INSPIRACIÓN NECESARIA

      También la hormiga que cruza la ventana
      lo respira. Y el helecho del balcón lo hace,
      sitiado por hormigas que respiran.

      Se respira por experiencia.

      Aunque la primera inspiración
      haya sido inducida, involuntaria,
      no recordada, yo, ustedes, nosotros, nadie
      estaba en trance. Inspiramos para expirar,
      como el orden de la sintaxis, se quiera o no,
      porque la vida va en ese sentido. Sustantivo,
      adjetivo, artículo del verbo respirar,
      y el pronombre sujeto a la inspiración
      o el objeto de ella.

      Si te inspiro soy tu musa
      y poeta si me inspiro a mí misma.

      Los pronombres se llenan
      del significado del momento
      y todos vamos de aquí para allá.
      Ella, la hormiga;
      el helecho, él;
      yo sujeto de la enunciación
      que rara vez conjugo el verbo
      nacer en primera persona del presente.

      Ya lo hice y ahora respiro.

      (Mirta Rosenberg, “El árbol de palabras”)

  6. inspirar, respirar…

    breathe in the air!

    Breathe, breathe in the air!

    For long you live and high you fly
    And smiles you’ll give and tears you’ll cry
    And all your touch and all you see
    Is all your life will ever be

    mais pour une respiration,
    mais pour un souffle d’abandon
    et pour ce jardin qui frissonne!
    et vivre passionnément,
    et ne se battre seulement
    qu’avec les feux de la tendresse
    et, riche de dépossession,
    n’avoir que sa vérité,
    posséder toutes les richesses,
    ne plus parler de poésie
    en écrasant les fleurs sauvages
    et faire jouer la transparence
    au fond d’une cour aux murs gris
    où l’aube aurait enfin sa chance,
    aimer, aimer
    avec ivresse
    vivre…
    avec tendresse
    vivre…
    avec ivresse
    rien que la tendresse
    pour toute richesse
    mais donner
    tout donner
    avec ivresse!

    “Ya lo hice y ahora respiro” 😀

    la antología que tengo de Mirta Rosenberg está prologada por Olvido García Valdés, de quien ayer releí este destello de belleza en el límite…

    Había resbalado y quedó suspendida
    sobre el abismo
    con una pierna rota;
    cinco días estuvo con una única piedra
    como punto de apoyo. Temía
    a los buitres que volaban
    muy cerca, que le atacasen
    los ojos a causa de la quietud, temía
    también a los rebecos,
    que la piedra temblara
    con sus saltos. Veía atardecer
    y amanecer, cada vez parecía
    la última. Era muy hermoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s