Köln

Captura de pantalla 2012-12-30 a la(s) 23.35.45

 

Las ovejas comen junto al río.

Pedaleo en mi bicicleta bajo la lana del sol.

Ellas se comen la hierba.

Yo me como el paisaje.

Pedaleo hacia el mar.

Las ovejas se comen la hierba.

El mar me provoca ansiedad.

 

– Ovejas, comed esto.

Anuncios

19 comentarios sobre “Köln”

  1. Hay un permanecer entre relámpagos.
    Hay un puro sentirse aparecido.

    Hay un temblor brutal sobre las sombras.
    Hay un desfiladero de esmeraldas.

    Hay una conjunción de radiaciones.
    Hay una esfera roja que se ensancha.

    Hay una certidumbre de jazmines.
    Hay un obscuro cántico inefable.

    Hay un participar en los incendios.
    Hay una dimensión resplandeciente.

    Hay un significado en haber sido.
    Hay un rumor de espiga o manzano.

    Hay una externa luz que nos golpea.
    hay un oro de soles transparentes.

    Hay una ordenación de magnitudes.
    Hay un conocimiento de lo abierto.

    Hay un cuerpo desnudo entre los brazos.
    Hay una roca ardiente que persiste.

    Hay un sublime tránsito infinito.
    Hay un camino blanco entre la niebla.

    Hay un regreso cierto desde el humo.
    Hay un cáliz, un agua, un pensamiento.

    Juan Eduardo Cirlot

  2. vuelvo a mirar la fotografía y… ¿no hay alguien echado en la hierba, cerca de la esquina superior derecha, junto a las ovejas? me pregunto si duerme o sueña, o simplemente está, crece como la hierba o mengua como el pensamiento bajo cielos australes…

    dan ganas de escribir un cuento sobre esa persona y su descanso 🙂

    y un deseo para año nuevo: que el mar no te provoque ansiedad y te acoja, y descubras algo en las orillas 😀

    1. Gracias, Stalkeriño, por el mar que acoge y el descanso entre la hierba. Creo que sí! Que alguien estaba tumbado ahí! Y ampliando la foto veo que la figura negra del camino es un perro y no una persona sin cabeza! 😀 Qué cosas se descubren si uno se fija bien!

      Que se escriba el cuento en ti y lo escribas!

      “Cuando sé que voy a escribir un cuento tengo hoy, como hace cuarenta años, el mismo temblor de alegría, como una especie de amor.” Julio Cortazar

  3. Tera, sí! Cuántas cosas se ven si uno se fija bien! También me fijé en el perro! Es una foto bonita y enigmática…

    dejaré que el cuento se escriba en mí y lo escribiré algún día… reconozco como algo propio lo que cuenta Cortázar, ese temblor de alegría, ese vuelco amoroso: en la adolescencia escribí cientos y cientos de cuentos, a veces me levantaba a las seis de la mañana para escribir un rato antes de ir al instituto… descubrí entonces que escritura y deseo son lo mismo, versiones de una misma llama… también leía con una felicidad enorme, desmesurada (¿pero puede ser desmesurada la felicidad, si es de por sí gozo e infinito?), primero cuentos y luego novelas, pero recuerdo la especial intensidad de los cuentos: ofrecer, en unos pocos trazos, una vida, un atmósfera, un aroma… los cuentos fantásticos de marineros de William Hope Hodgson, los cuentos oníricos de Marcel Schwob, los deleitables terrores de Maupassant, Poe y Villiers de l’Île-Adam, los “Cuentos de un soñador”, de lord Dunsany; los viajeros cósmicos, fascinados e incansables de Wells y luego los de Bradbury y Olaf Stapledon…

    y los de Cortázar, claro! recuerdo con un cariño especial “La autopista del sur”, un cuento largo que parte de una situación cotidiana y aparentemente banal (un atasco) que pronto se va transformando en algo fantástico y en una alegoría de la condición humana…

    poco después encontré esa magia en una serie de televisión de principios de los sesenta, “The Twilight Zone”, muchos de cuyos breves capítulos son asombrosos cuentos con varias lecturas posibles… ¿la conoces?

    sí, ese temblor y esa alegría de leer cuentos y escribirlos… a veces, hoy, después de haber leído ensayos a veces arduos, filosóficos o de otro tipo, regreso a aquellos cuentos leídos hace tiempo como quien acerca las manos al fuego… y en ese calor hay un sabor, y un saber, perpetuamente renovados…

    qué alegría! 😀

    1. 😀

      Mil gracias por el relato de tus relatos de adolescencia!! Me ha encantado! Levantarse a las seis de la mañana para escribir cuentos antes de ir al instituto!! Y el inmenso placer que describes y que compartimos! Sí, sí! Qué alegría!

      Quiero ver el vídeo que me envías, pero con mi gripe mal curada no he podido aún cambiar la conexión… Me gustará!

  4. Pequeno grande mundo, aí é onde eu vivo 🙂 Inda teño que descubrir a forma misteriosa na as ovellas chegan a esa beira do Rin…

    É un pracer desandar o camiño do teu blog (inda que me sinta coma unha intrusa) 😉

    1. Ola, Pris!

      O pracer de que andes por aquí é meu. Que sexa como a túa casa!

      E que bonito falar en galego!

      E si! Tes que descubrir como chegaron ata alí as ovellas e contarme despois. Eu tampouco sei como o fixeron, pero foi sorprendente e fermoso velas!

      Alégrome de que sintas grande o pequeno mundo!

  5. Cando volva a Colonia despois das vacacións preguntareille ós pastores como sucede o milagre. De verdade, a non ser que cheguen en barco é moi difícil levar a tantas ovellas xuntas polos camiños dunha metrópole!

    É incrible a cantidade de cousiñas interesantes que compartes, ogallá o día tivera máis horas para descubrir simplemente algunhas delas, o placer é meu 🙂

    E tanto, grande pequeno mundo, quería atopa-lo teu blog e atopeino!

    1. As ovellas estaban na beira do Rin, pero xa un pouquiño afastadas da metrópole. Alugara unha bicicleta e tiven moitas tentacións de saír da cidade e chegar ata o mar, pero din volta ante a magnitude de tal odisea 😀 De tódolos xeitos e curioso si… espero que resolvas o misterio!

      E ti tes algún blog ou algún outro medio de expresión? Gustaríame coñecer o teu grande pequeno mundo tamén!

      1. Jo, e que se queres saír ó mar mar terías que ir en dirección Holanda, que inda é unha boa pedalada 🙂 Pero hay unhas rutas moi chulas para ir en bici tooooodo polo Rin, podes chegar incluso ata os Alpes suizos!

        Pois tiña un blog hai mogollóooooon de tempo, pero está obsoleto e xa me dá ata vergonza lelo 😛 O que si é que teño un grupiño de música coa miña irmá, pero todo moi moi cutre, non creas 🙂 Por agora temos moitas cousas empezadas e poucas rematadas, o de sempre, hehehe! Pero eu creo que antes do verán xa teremos algunhas cancións chulas para compartir có mundo! Temos un vídeo medio decente, se queres mándoche o enlace 🙂

    1. jajajaja! me ha parecido muy divertido el vídeo! avísame cuando hagáis más cosas!

      y si haces la ruta en bici, no te olvides la cámara y cuéntame!!

      1. Polos vídeos que vin que posteas, imaxino que non é moi do teu estilo… así que moitas gracias por velo 🙂 Se queres mándame un mail a “aamigafea[arroba]gmail.com” e cando saquemos algo, compártocho 😉

        E claro, cando faga a rutiña mándoche fotos! Igual te animas a volver a Alemania de vacacións 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s