La vida abierta

Frida Kahlo, 1943

——-

El martes fuimos a ver “Un método peligroso” en versión original con subtítulos en portugués. Al llegar a casa hice el test de personalidad Myers-Briggs por internet, basado en los tipos psicológicos establecidos por Jung. El resultado decía que “yo” era una mezcla de Homero, Virgilio, Jesús de Nazaret, San Juan, San Lucas, Shakespeare y E.T.

Esta mañana he estado leyendo “El malestar en la cultura” de Freud y, después, siguiendo el doodle de google de hoy, dedicado a Diego de Rivera, he encontrado a la novia que se espanta de ver la vida abierta, de Frida Kahlo.

Si todo esto fuese psicoanalizado, seguramente resultaría concluyente, pero Shakespeare fue un maestro de la ironía. Y la vida sigue abierta.

——-

Anuncios