Citas y aprendiz de encuadernación

IMG-20131227-WA0021 IMG-20131227-WA0022 IMG-20131227-WA0023 IMG-20131227-WA0024 IMG-20131227-WA0025 IMG-20131227-WA002720131230_141051Movemento humano libre - Carmen Blanco

Anuncios

Como una ópera

Como una ópera

Hacemos nuestro trabajo, vivimos nuestras vidas, y buscamos aventura allí donde podemos.

*

No he cambiado realmente nada desde que tenía once años. Todavía me visto igual. Aún tengo la misma forma de estudiar.

*

La naturaleza nos da cosas en abundancia. Los pájaros del aire, el cielo… El cielo es como una ópera. Hay un millón de cosas que pueden inspirarnos.

*

Las cosas que creí que sucederían no sucedieron. Las cosas que nunca había previsto se desplegaron ante mí.

*

Ser optimista puede que sea mi mayor talento.

*

Cuando trabajo mucho para conseguir algo, no me gusta que la gente me diga: “Oh, tienes mucha suerte”. No tengo suerte. Tu barco llega porque tú eres el capitán.

*

Ser crítico no significa criticar. Significa abrir los ojos. Ser el traductor del daimon de la creación.

*

Necesito sentir que puedo sostener la obra que hago, sea ésta imperfecta o no. Puedo sostener una obra imperfecta que haya sido hecha con integridad.

*

Nunca me entristezco si la realidad inmediata no me gusta porque sé que hay millones de realidades más ahí fuera.

*

No soy una persona articulada políticamente. Sólo intento pensar como Thomas Paine: ¿qué es de sentido común? Estoy hablando desde un punto de vista humanista.

*

Por lo que a mí respecta, ser de un género u otro es un rollo.

*

No me molestan las críticas. Yo sé quién soy.

Patti Smith

Lectura de San Juan de la Cruz (1)

1.

En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.

2.

A oscuras y segura,
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

3.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

4.

Aquésta me guiaba
más cierto que la luz de mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

5.

¡Oh noche que guiaste!
¡oh noche amable más que el alborada!
¡oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!

6.

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

7.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

8.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.

San Juan de la Cruz

Lo irresistible

Me dije a mí misma que no dedicaría más entradas a Patti Smith aquí no fuera a ser que alguien le cogiese manía. Pero Patti me ha ejemplificado muchas cosas este verano, cosas que me enseñaron durante este invierno, cosas inexpresables, muy sencillas, que tienen que ver con la libertad, el amor y la creación y que en raíz y por sus ramas son lo mismo. Así que no me resisto a la variedad de lo que realmente me gusta, aunque no resistirse sea, según Marina Tsvietaieva, algo propio de la juventud, que acaba un día. Yo creo que no se acabará nunca. Y que los deseos no se explican.

“We took a train, she wrote. We took a train. We had a mission”.

PD. La voz y las manos son de Patti. El piano y la guitarra, de sus hijos.